• Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle

La forma del agua, de Guillermo del Toro.

Año: 2017

Título original: The Shape of Water

País: EE.UU.

Duración: 119 min

Género: FantásticoDramaRomanceThriller, Años 60

Productora: Bull Productions / Fox Searchlight

Fotografía :  Dan Laustsen

Música :  Alexandre Desplat

Guión: Guillermo del Toro, Vanessa Taylor

Sinopsis

Durante la Guerra Fría, en EE-UU, en un laboratorio de alta seguridad, dos seres conectan de una forma que nadie podría imaginar. Elisa (Sally Hawkins), trabaja como limpiadora en dicho laboratorio. Un día como otro cualquiera, todo cambia cuando descubre que han traído algo nuevo a una cámara de seguridad que ella y una compañera deben limpiar. Se trata de un hombre anfibio (Doug Jones). Elisa siempre se ha sentido un bicho raro fuera de lugar debido a que es muda. Con él siente por primera vez que nadie la juzga.

Opinión personal

Hay películas, para que negarlo, que vamos directamente a ver por quién las dirige o por quién las protagoniza. En éste caso, todo sea dicho, yo me he visto tentada por ambas partes.

Por un lado tenemos a Sally Hawkins, que es una actriz a la admiro pero que sobre todo guarda un lugar mágico en mi corazón por dar vida a Anne Elliot en “Persuasión” de Jane Austen. 

 

Y por otro tenemos a Guillermo del Toro. Una mezcla que nunca creí que se produciría con un resultado de lo más satisfactorio para mí.

A grandes rasgos, puede decirse que amo el cine de Guillermo del Toro, aunque haya alguna película por ahí suelta que no sea mucho de mi agrado. Mi película favorita de éste director siempre ha sido “El laberinto del fauno”, aunque aún no estoy capacitada para decidir si “La forma del agua” la ha desbancado. Son tan distintas que no sabría elegir.

En ésta película, Sally Hawkins da vida a Elisa, una mujer que trabaja de noche limpiando en unos laboratorios de alta seguridad en plena Guerra Fría. Elisa vive encima de un cine y tiene como vecino a un simpático pintor arruinado. Elisa es muda de nacimiento y huérfana y siempre ha vivido sola. Sus únicos amigos son Giles (el ya mencionado anciano pintor) y Zelda, su compañera de trabajo.

Durante una de sus rutinarias noches de limpieza, llega al laboratorio una criatura extraña que encierran en un tanque de agua. EL hombre que la ha capturado, Richard Strickland quiere usar a la criatura como arma contra los rusos. Elisa y Zelda se ven obligadas a limpiar la sala donde se encuentra el hombre anfibio y es entonces, cuando él y Elisa se conocen, cuando las cosas empiezan a cambiar.

Sólo diré que para mí ésta película es una maravilla de principio a fin y que necesito volver a verla. Soy consciente, por muchas críticas que he leído, que éste film desata odios y pasiones a partes iguales. Lo sé. Pero siempre sucede eso con el cine de Guillermo del Toro. Es una película diferente, incluso extraña. Por lo que no me sorprende que haya tanta disparidad de opiniones. Sin embargo, en cuanto a mis gustos se refiere, que para eso estamos en mi blog, no puedo más que alabarla.

Se trata de una cinta que posee todos los ingredientes que a mí pueden gustarme: amor, fantasía, bizarrismo, grandes actores, maravillosos planos, banda sonora exquisita, y un sin fin de detalles que hacen que se haya convertido en una de mis películas favoritas.

Para mi felicidad máxima, “La forma del agua” se llevó el Oscar a mejor película, a mejor banda sonora y a mejor director. Aunque sufrí mucho por Sally Hawkins… realmente se merecía ganar a mejor actriz… Pero supongo que no se puede tener todo.

Espero haber conseguido que os pique el gusanillo y que la veáis, la veáis y la veáis. Yo soy de esas que cuando algo le apasiona necesita conseguir que todo el mundo lo ame. No me odiéis.

Valoración

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now