• Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle

"La Perla de Sangre", de Eduardo J. Lledó.

Título: La perla de sangre

Autora: Eduardo J.Lledó

Editorial: Titanium

Páginas: 340

ISBN:  978-84-120899-0-5

Precio:  17.90€

Sinopsis

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Perla de Sangre fue creada por los nazis para destruir vidas, sin embargo, antes de su uso fue robada y su paradero se perdió durante décadas. Ahora, una organización secreta la busca desesperadamente por todo el mundo antes de que alguien la encuentre y la use para acabar con la civilización, pero solo parece existir una única persona capaz de encontrarla: un joven dentista llamado Noah Hobbs. 

Opinión personal

Indudablemente, Eduardo ha vuelto a hacerlo. Este escritor tiene un don para hacer que sus novelas sean de esas que necesitas empezar y acabar en el mismo día porque si no sabes cómo termina, tu mente no descansará en paz.

“La perla de sangre” es uno de esos libros en los que, en realidad, el objeto principal de la obra no tiene mayor importancia que la de unir a los personajes. Y eso me encanta. La perla se presenta como algo necesario a conseguir y una vez cumple con su papel de conectar a Evan y a Noah, deja de tener valor para el lector. No es que no queramos saber qué pasa con la perla, es que es inevitable que ésta pase a un segundo plano cuando entran en acción los dos protagonistas.

Este es un libro de ciencia ficción con tintes de humor que te absorbe de principio a fin. Noah, el dentista y personaje principal de la novela, es el narrador de la historia y su peculiar carácter y sentido del humor no sólo son atrayentes, sino que son los responsables de que no pares de reír durante gran parte del libro. Las situaciones que deben vivir los personajes son realmente serias, sin embargo, a través de los ojos de Noah todo adquiere otro color. Esto es un arma de doble filo, porque mientras te ríes con sus tonterías, sin que te des cuenta, te estás emocionando en un momento en el que no te lo veías venir.

Evan, el agente secreto encargado de encontrarle, se terminará convirtiendo en su sombra y será él quien le muestro el curioso método con el que pretenden encontrar la perla. Una experiencia extraña que va a desconcertar a Noah pero acabará uniendo a ambos de forma irremediable. Este personaje es sin duda el más serio y comedido de los dos, pero también el que menos expresa sus sentimientos. Las pocas ocasiones en las que lo hace, algo se te encoge por dentro de la emoción. Estos dos chicos formarán un dúo irresistible del que odiarás tener que despedirte. 

Todo lo referente a la sociedad secreta que está buscando la perla me ha fascinado tanto que no podía evitar imaginármelo todo en formato de película. Me ha parecido que Eduardo ha sabido integrar muy bien una sociedad ficticia en nuestro mundo real, y el motor de esa propia empresa privada, y el por qué de todo lo que están haciendo, te mantiene en vilo durante toda la obra y hasta el final. La peculiar manera de esta sociedad de recopilar información me dejó embobada, deseosa de más. Todo el mundo de la incursiones es algo insólito y adictivo. Creo que Eduardo tuvo una idea brillante que ha sabido encajar a la perfección con la trama toda la historia.

En teoría, el libro es auto conclusivo, pero yo confío en mi poder de convicción y persuasión para que Eduardo se decida a escribir una segunda parte, porque una vez has leído el libro, tal y como acaban las últimas páginas, se impone la necesidad de saber más sobre Noah y Evan. De verdad de la buena.

Os lo recomiendo tantísimo que ya no sé qué más decir sin bombardearos a spoilers. 

Valoración

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now